Los modelos de familia son cada vez más variados y la ciencia evoluciona para poder ofrecer la posibilidad a todas las mujeres de cumplir el sueño de la maternidad. Sea cual sea tu relación de pareja, en FecunMed te queremos ayudar a formar tu familia.

El método ROPA permite a las parejas de mujeres, ser madres formando parte activa, ambas, del proceso de embarazo. Una de ellas aporta el óvulo con su carga genética, y una vez fecundado por esperma de donante, el embrión resultante es transferido a la otra, que es la que resultará gestante.
Esta técnica consiste en una variante de la Fecundación In Vitro con semen de banco. La única variación entre ambos tratamientos es que en el ROPA la primera etapa del proceso, donde se estimulan los ovarios y se extraen los óvulos, se aplica sobre una de las mujeres, y la segunda etapa, la transferencia del embrión dentro del útero, se aplicará sobre su pareja, que gracias a un tratamiento hormonal que recibirá tendrá el endometrio receptivo. Ésta última mujer será la que gestará y parirá el hijo o hija de ambas.

El método ROPA en una opción muy interesante para las parejas lesbianas, tanto nacionales como internacionales. Las parejas de mujeres que no pueden acceder a un tratamiento de Reproducción Asistida en su país buscan opciones fuera y la maternidad compartida se ha convertido en una de las más solicitadas. Aunque el método ROPA carece de un reconocimiento explícito en la ley de reproducción española, su práctica es habitual y se ampara dentro de los márgenes que permite la libertad reproductiva, de salud sexual y reproductiva. Asimismo, las leyes LGTBIQ respaldan la igualdad de trato de las parejas homosexuales respecto a las heterosexuales en el campo de la sexualidad y reproducción. Por todo ello, la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) aboga por que el acceso al ROPA no esté condicionado por el estado civil de la pareja de mujeres, toda vez que está prohibida la discriminación por dicha circunstancia tanto en la Ley de Reproducción, como en la Constitución Española.

En este artículo, vamos a responder a las principales preguntas acerca del método ROPA: qué es, cómo es el proceso, en qué casos se recomienda, las tasas de éxito…

¿Qué es el método ROPA?

El método ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja) es una técnica de Reproducción Asistida dirigida a parejas de mujeres que quieren ser madres. Es una variante del tratamiento de Fecundación In Vitro en el que las dos participan biológicamente y activamente del proceso del embarazo. Una aporta el óvulo, la madre genética, y la otra se queda embarazada, la madre gestante. Las dos experimentan personalmente, tanto a nivel emocional como físico, parte del proceso que las llevará a formar una familia.

La pareja puede decidir el papel que juega cada una en el proceso de la gestación, aunque, en ocasiones, hay factores que pueden llevar al médico a aconsejar en la adjudicación del rol. Un ejemplo claro es el caso en que haya una diferencia importante en la calidad de los óvulos, aspecto susceptible a la edad de la mujer.

Cuando una pareja no puede contar con semen propio necesita un donante, ya sea para una Inseminación Artificial o una Fecundación In Vitro. Si una pareja de mujeres opta por uno de estos dos tratamientos sólo una de las dos intervendrá de manera activa en el proceso de embarazo. Con el método ROPA, este proceso adquiere carácter compartido entre las dos componentes de la pareja del mismo sexo.

Aunque el método ROPA carece de un reconocimiento explícito en la ley de reproducción española, existe un amplio consenso en la sociedad y el posicionamiento favorable de la SEF (Sociedad Española de Fertilidad) en cuanto a la aplicación de la técnica a las parejas de mujeres que lo deseen sea cual sea su estado civil.

Aparte de lo comentado en el parágrafo anterior sobre el amparo legal de la aplicación de la técnica, gracias al Codi Civil Català en Cataluña la filiación de los niños nacidos mediante la técnica ROPA está reconocida tanto si la pareja está casada como si no lo está. Esta filiación es compartida por las dos mujeres y por naturaleza. En el resto de España, la filiación de la mujer no gestante deberá reconocerse por adopción.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso?

El primer paso del proceso es decidir quién será la madre genética, que aportará el óvulo, y quién la madre gestante, que recibirá el embrión de ambas. Normalmente es una decisión que pueden tomar libremente las dos mujeres, basándose en los deseos consensuados por la pareja. Aun así, si hay diferencia de edad entre las mujeres u otros condicionantes como la presencia de alguna patología o disfunción uterina en una de ellas, el médico puede aconsejar la adjudicación de un rol específico a cada una de las mujeres, siempre con la intención de conseguir el mejor resultado posible.

Una vez tomada la decisión, la madre genética se somete a una estimulación ovárica autoadministrándose en casa la medicación a través de inyecciones subcutáneas, durante unos 10 o 12 días. Durante este tiempo se irá sometiendo a controles médicos para decidir el mejor momento para extraer los óvulos. La extracción es una intervención sencilla, dura 15 minutos, que se efectúa bajo una anestesia suave.

Cuando se han extraído los óvulos, se descongela una muestra de semen de donante anónimo para inseminar los óvulos. La elección de la muestra la realiza el equipo médico en base a unos parámetros de similitudes físicas (fenotipos) con la madre receptora. Una vez inseminados los óvulos, la evolución de los embriones generados se mantiene en observación entre 3 y 6 días hasta el momento de la transferencia.

Paralelamente a este proceso, la madre gestante también inicia el tratamiento hormonal para preparar el endometrio. La medicación se basa en estrógenos y progesterona. Los primeros se pueden administrar a través de parches o comprimidos orales, mientras que la progesterona se administra a través de comprimidos o vía subcutánea. Cuando el médico considera que el endometrio ha adquirido las características adecuadas, se realiza la implantación del embrión en la madre que gestará.

El equipo médico selecciona el embrión de mayor calidad para insertarlo, con las máximas garantías, en el útero de la madre gestante vía vaginal. El proceso es ambulatorio, rápido y sin dolor, por lo que no requiere anestesia. La madre gestante tendrá que seguir administrándose la progesterona según la indicación médica.

Cuando se recomienda

El método ROPA es un tratamiento especialmente indicado para las parejas de mujeres que quieren tener un hijo y ambas desean participar, además de emocionalmente, de forma física y biológica en el proceso de embarazo. Hay mujeres que desean ser madres pero que experimentar los nueve meses de embarazo les supone una barrera para conseguir el objetivo.

Más allá del deseo de ambas mujeres de involucrarse de manera activa en el embarazo, la recomendación definitiva para iniciar cualquier tratamiento tiene que darla el equipo médico. Hay que tener en cuenta otros factores para determinar que el método ROPA es el tratamiento idóneo para la pareja.

Cuando un médico analiza cada caso, decide la mejor opción de tratamiento buscando las máximas posibilidades de que el embarazo curse de forma saludable, sin riesgos para la pareja femenina ni para la criatura concebida. La edad de la mujer influye en esta apreciación. La calidad de los óvulos empieza a decaer a partir de los 35 años a un ritmo acelerado. Por eso se considera que si la mujer es mayor de 43 años debería optar por no realizar un tratamiento con óvulos propios.

Pero la edad no es el único aspecto que dictamina la calidad de los óvulos o la capacidad que tiene la mujer de producirlos. Hay mujeres jóvenes cuyos ovarios no producen óvulos o los que producen no tienen la calidad suficiente para ser óptimos para ser fecundados en un tratamiento. La estimulación ovárica también puede estar contraindicada por alguna enfermedad o alguna anomalía cromosómica.

Si ambas mujeres quieren participar activamente del proceso y después del control médico la mujer que quiere ser madre genética cumple con las condiciones óptimas, el método ROPA es la mejor opción que puede encontrar la pareja para formar una familia. Además, la Ley 14/2006 asegura el reconocimiento de las dos mujeres como madres legales del futuro hijo, por lo que su situación queda reconocida y establecida sin excepción.

Tasa de éxito del método ROPA

El método ROPA es una variación de la Fecundación In Vitro con semen de donante, por lo que las tasas de éxito son las mismas. No se puede fijar un porcentaje de éxito fijo para cualquier mujer ya que, como hemos comentado, la edad afecta directamente a la calidad de los óvulos y este factor es decisivo en el resultado final.

Las posibilidades de éxito de embarazo en FecunMed se diferencian en 4 segmentos de edad de la madre genética. Si es menor de 35 años se encuentra en el mejor momento para iniciar el tratamiento, con un 56% de probabilidad de embarazo en cada transferencia intrauterina de un único embrión. Si se logran más embriones en un ciclo de extracción ovular y fecundación in vitro, se conservarán congelados y la tasa acumulativa de éxito será más elevada gracias a nuevas transferencias; e incluso se podrían lograr nuevas gestaciones producto de este ciclo de extracción y fecundación. La transferencia de los embriones restantes congelados, se podría realizar sobre la madre que gestó inicialmente, o a la madre que originó los óvulos.
En dos años las cifras descienden ya considerablemente. Entre los 35 y los 39 años la probabilidad en el primer intento alcanza el 43%. Y el descenso de posibilidades continúa con los años. La tasa de éxito en mujeres mayores de 40 años en FecunMed desciende hasta un 33% de probabilidad de embarazo en el primer intento.

El descenso de las probabilidades de éxito de embarazo son una clara representación de la disminución de la calidad de los óvulos de una mujer a partir de los 35 años, acentuándose con el paso del tiempo hasta llegar a la menopausia.

Es por este motivo que, a pesar de que las mujeres se pueden someter a un tratamiento de Reproducción Asistida mientras estén en edad fértil (en España se considera ético alargar esta posibilidad hasta los 50), a partir de los 43 años se recomienda optar por un tratamiento con donación de óvulos.

Las parejas de mujeres que quieren ser madres tienen varios caminos para conseguirlo. Pero si ambas quieren formar parte del proceso de manera activa, su opción es el método ROPA. Una de ellas aporta los óvulos, siendo la madre genética, y la otra experimenta el proceso del embarazo, siendo la madre gestante.

Tal y como hemos explicado, normalmente la distribución de los roles la determina la propia pareja aunque, en los casos en que hay diferencia de edad entre las mujeres, el médico recomienda que la madre genética sea la más joven. Este consejo se da para garantizar el máximo porcentaje de éxito en el proceso debido al descenso de la calidad de los óvulos a partir de los 35 años.

Desde FecunMed, queremos remarcar la importancia que tiene el dejarte aconsejar por tu doctor. El método ROPA es una técnica muy atractiva para mujeres lesbianas, sin embargo, es importante saber si en tu caso en particular, va a funcionar de la manera más óptima, y para ello, debes escuchar las indicaciones de tu doctor así como sus recomendaciones, para tomar la mejor decisión.

Si decides seguir adelante con este tratamiento, en FecunMed estaremos durante todo el proceso a tu lado para acompañarte y ayudarte, tanto médica como psicológicamente, en todo lo que necesitéis.
Si aún te han quedado dudas, puedes resolverlas con nuestro equipo llamando al 938 611 828. Estaremos encantados de ayudarte.