La  inseminación artificial, paso a paso.

Los tratamientos de reproducción asistidas son varios, y todos muy semejantes, pero a la vez distintos entre sí. Son semejantes pues tienen el mismo objetivo a cumplir, pero dispares pues no siguen una misma conceptualización ni realización para llevarlos a cabo.

Uno de los más comunes y qué más se emplean para los tratamientos de reproducción asistida es la inseminación artificial. Pero… ¿En qué consiste la inseminación artificial? ¿Qué pasos hay que seguir?

En este artículo vamos a hablar sobre ello, pues no siempre se tiene una idea clara de los que es la inseminación artificial, ni que se debe de hacer para someterse a este tipo de tratamientos.

¿Qué es y cómo someterse a la inseminación artificial?

Por definición, la inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que consiste en introducir los espermatozoides, ya sean del cónyuge como de un donante, en el útero de la mujer.

Esta práctica se realiza a través del control de la ovulación femenina a través de la medicación hormonal, con el fin de aumentar las probabilidades de embarazo.

Es un procedimiento sencillo que no requiere de aparatología quirúrgica, anestesia ni ningún tipo de elemento hospitalario, pues se puede realizar en la misma consulta del ginecólogo especializado en reproducción asistida.

Fases de la inseminación artificial

El tratamiento de inseminación artificial, como ya hemos dicho, no es complejo, pero sí que se deben de seguir ciertos pasos para que  los casos sean todo un éxito.

A continuación se explican las diferentes etapas por la que se deben de pasar para llevar a cabo este tratamiento.

Paso 1: Estimulación de la ovulación

Esta primera etapa se realiza y desarrolla a través de la estimulación ovárica, o de la ovulación, a través de inyecciones de hormonas gonadotropinas en dosis muy pequeñas. Este tipo de paso, se debe realizar, sea la mujer fértil o no, pues lo que garantiza mayor éxito, además de que esta administración permite

  • Tener un ciclo ovárico controlado. Este se gestiona a través de una ecografía transvaginal y estudio de maduración folicular.
  • Aumentar el éxito de que el espermatozoide encuentre el óvulo para fecundar.

Paso 2: Preparación del semen

La base de este paso es la abstinencia sexual del cónyuge, o de del donante, alrededor de unos 3 a 5 días antes de la masturbación en la que se extraerá el semen para el desarrollo de la inseminación artificial.

Una vez se ha recogido la muestra seminal, se hace un proceso de selección de espermatozoides con mejor movilidad y morfología que se realizará para la inseminación.

Paso 3: Inseminación

Ha llegado el día de la inseminación, y con horas antes de que la mujer sea inseminada con el semen seleccionado, se le inyecta la hormona hCG para provocar la ovulación, con el fin de hacer que salga el ovocito del folículo y entrar con en contacto con el semen.

Existen varios procedimientos en función de la inyección de la hormona y la inseminación.

  • Inseminación en dos días o doble. Administración de la hormona hCG 24 horas antes de depositar el semen y 24 horas después de la primera inseminación, se realiza una segunda administración de la hormona. Con esto se producen dos inseminaciones.
  • Inseminación en un día o única. Se administra la hormona hCG cuando se ve, mediante ecografía, la maduración ovárica. Pasadas las 34-36 horas, se realiza la inseminación seminal.

Estos son los pasos principales que se deben de seguir si lo que quieres es someterte a un tratamiento de inseminación artificial.

No obstante, hay que tener en cuenta que, y de vital importancia, es que se juega contra reloj, pues la ovulación es un periodo bastante volátil por la supervivencia de 24 horas del óvulo, frente a los 3-5 días del semen.

La inseminación propiamente dicha consiste en introducir una cánula hasta el interior del útero, con la que se depositan los espermatozoides de mayor calidad a la espera de que lleguen hasta el óvulo y ocurra la fecundación.

Más información:

Inseminación artificial con esperma de la pareja

Inseminación artificial con esperma de un donante