ACTUALIZACIÓN 18/09/2018

Las causas de infertilidad son muchas, y muy variadas, pero a la vez concretas y producidas por muchos factores. Los cuales a veces no se pueden controlar, y por ello se deben de consultar a profesionales para encontrarle soluciones.

Los tratamientos de reproducción asistida son la solución y alternativa a este tipo de problema de infertilidad y esterilidad, tanto en hombres como en mujeres. Dentro de ellos existen muchos pero los más conocidos son el FIV y la IA.

En este artículo nos centraremos en el tratamiento de Fecundación in Vitro. Hay que considerar de máxima importancia, que uno de los pasos que se realizan es la transferencia de embriones en estado de blastocisto.

En este blog hemos hablado muchas veces del FIV, y hemos resuelto muchas dudas con nuestros conocimientos, pero antes de comprenderlo, hay que saber que en este tipo de tratamiento existen muchos pasos y uno de ellos es la conceptualización de lo siguiente.

Previamente a la transferencia de los embriones, ya se han inseminado los ovocitos junto con los espermatozoides en el laboratorio y, una vez que se produce la fecundación, ya comienza el desarrollo del embrión. En este sentido, el blastocisto es ese nivel de desarrollo del embrión al cabo de 5 o 6 días.

¿Qué es el blastocisto?

Para entender bien el concepto de blastocito, hace referencia a un estadio dentro del desarrollo embrionario, concretamente al cabo de 5 o 6 días de la inseminación.

En condiciones naturales, es en este punto cuando el embrión se encuentra en un estado óptimo para implantarse en el endometrio.

Sin embargo, no siempre se consigue llegar al estado de blastocisto en el laboratorio, puesto que intervienen muchos factores como la calidad de los ovocitos y de los espermatozoides, entre otros, que impiden el correcto desarrollo del embrión.

¿Cuándo realizar la transferencia de embriones en estado de blastocisto?

Hay que ser consciente que no todos los casos son iguales, y que cada uno es independiente a cualquier otro, pero que nunca que puede dictaminar como iguales todos los casos, pues cada uno depende de ciertas circunstancias.

Será el médico junto con la opinión del embriólogo quien indique si es buen momento para realizar la transferencia embrionaria. Eso sí, durante todo el proceso la futura mamá contará con la recomendaciones de ambos profesionales para proponer el ciclo que más se adecue a las circunstancias personales de cada situación.

¿Qué es lo positivo de realizar una transferencia de blastocistos?

Si el embrión, tras la inseminación el laboratorio, consigue perdurar hasta alcanzar el estadio de blastocisto, es el momento ideal para su implantación ya que se corresponde a la implantación natural del embrión en el endometrio.

Entonces, es aquí cuando el blastocisto cuenta con las mayores posibilidades de embarazo por transferencia embrionaria, siendo ésta su principal ventaja y lo positivo de conseguir un blastocisto. Eso sí, en todos los tratamientos de fecundación in vitro tanto con óvulos propios como de donante, siempre se optará por realizar la transferencia con embriones que se encuentren en estadio de blastocistos.

¿Aún tienes dudas sobre los tratamientos de reproducción asistida? Puedes contactarnos en el 938611828, puedes escribirnos a fecunmed@fecunmed.com, o bien visítanos en fecunmed.com.