Saber a qué tipo de tratamiento de fertilidad se debe de someter cada mujer es muy importante para garantizar los resultados del éxito, pero antes de hacerlo hay que saber determinados factores del proceso para tomar la decisión de elección correcta para cada caso.

La reproducción asistida es algo que se debe de cuidar mucho, y de disponer de la información más completa para no llevarse ninguna sorpresa.

En este artículo para el blog hablaremos sobre todas aquellas dudas que suelen surgir cuando te planteas acudir a una clínica de fertilidad y saber todo lo necesario antes de someterte a un tratamiento de reproducción asistida, en este caso, la fecundación In vitro.

Por definición, la fecundación in vitro es la técnica de fertilidad que emplea la fecundación de ovocitos con los espermatozoides, y que se realiza fuera del cuerpo de la madre. Este es uno de los tratamientos más extremos, pues antes de someterse a este, se intenta realizar la fecundación por otros métodos. En definitivas cuentas, es el que se realiza cuando otros no han tenido éxito.

¿Qué debes saber antes de empezar el tratamiento de FIV?

Tomar la decisión de someterte a este tipo de tratamientos no es una opción fácil, pero si que es muy importante recibir una información completa sobre el proceso. Con esto se refiere a que hay que saber determinados detalles para estar completamente informado y saber actuar en cualquier tipo de situación como.  Para ello, y estar más seguro, se puede realizar:

  • Concierta una entrevista con el ginecólogo especialista que va a llevar tu caso. Te explicará la pauta de medicación, los días en que se aconseja reposo o los posibles riesgos, que se describen más adelante.
  • Queda también con los biólogos que informan a la pareja de cómo se desarrollará la fase de laboratorio, y que se encargarán de tu caso. Además te darán la información legal correspondiente.
  • Pide cita con un/a psicólog@ especialista en técnicas de reproducción asistida. Es de vital importancia que la mujer esté preparada para todo aquello a lo que se va a someter, y los cambios que va a experimentar, haciendo que la experiencia sea lo más positiva posible.
  • Información administrativa sobre el coste del tratamiento.

¿Qué pruebas hay que hacerse antes de una FIV?

Como todo tipo tratamiento, sobre todo si es complejo, se debe de pasar por un proceso de pruebas y diagnósticos antes de entrar de lleno en el. Es por eso, que en los métodos de fecundación in vitro, los médicos y biólogos necesitan conocer  ciertos datos de los pacientes como:

  • Confirmación, a través de una ecografía, de que el útero y los ovarios están preparados para el tratamiento.
  • Análisis hormonal y prueba de enfermedades virales.
  • Prueba de catéter, o introducción de una fina cánula por el cuello del útero, para la transferencia de embiones (o por lo menos que se realizará).
  • Control de semen.

 

¿La FIV tiene riesgos?

Como todo tipo de proceso, y en este tipo de tratamientos, existen ciertos riesgos, que quiénes se someten a ello deben de ser conscientes. Los principales son:

  • Puede resultar un embarazo múltiple.
  • Puede dar el caso de un embarazo ectópico. Con una potencialidad de 1-3%, puede darse el caso que el embrión se desplace a la trompa, con la imposibilidad de seguir con la gestación.
  • El síndrome de hiperestimulación ovárica, o aumento excesivo del tamaño de los ovarios y/o estimulación ovárica, causando el aumento de riesgo por la aparición de ovocitos y plenitud del abdomen con líquidos causados por los folículos.

En definitiva, que depende de muchos factores  el tipo de tratamiento para la reproducción asistida. Así que si tienes cualquier tipo de duda, puedes contactar al 938611828, puedes escribirnos a fecunmed@fecunmed.com, o bien visítanos en fecunmed.com.